Asociación de amigos de Ana de San Bartolomé width=

Libros

Beata Ana de San Bartolomé, compañera inseparable de Santa Teresa de Jesús

 


RESEÑA DEL LIBRO: Ana de San Bartolomé, compañera inseparable de santa Teresa de Jesús

Julen Urkiza, Ana de San Bartolomé (1549-1626). Compañera inseparable de santa Teresa de Jesús. Breve biografía y novena. Burgos, 2004, 188 pp.

Se trata de un librito que presenta con cierta frescura. Está escrito con la intención de acercar la figura de esta mujer sencilla y extraordinaria.

El estilo es sencillo, para que sea leído con agrado. Se siguen los pasos de la vida íntima y de vida diaria de Ana de S. Bartolomé, descritos por ella misma. No se pretende hacer una completa biografía, sino recordar algunos de los principales episodios de su vida, algo de lo mucho que ella escribió; pues, estará bien recordar que redactó varios escritos autobiográficos, escritos doctrinales, poesías, y multitud de cartas. ¿Cómo se nos presenta ella en estos escritos? ¿Y cómo nos la trasmiten las personas que la conocieron?

A lo largo de la lectura de este libro se advierte claramente hasta dónde llega la fidelidad de Ana a su vocación de servir a la Iglesia, a S. Teresa, a su Orden Carmelitana, y a cada una de las personas con las que vive o acuden a ella; pues como ella misma dice, de su natural era amiga de complacer, de servir de corazón, de amar sirviendo.

En la introducción se le lee:

"Ya de niña vive entusiasmada por Jesús. Entrará en el Carmelo de S. José para vivir a Cristo más intensamente, y lo hará en compañía de S. Teresa de Jesús: son años en los que se dedica al mismo tiempo a hacer servicio de portera, enfermera, cocinera... creando vida y calor en cada comunidad... Con razón constatará santa Teresa: ‚También entre los pucheros anda el Señor’. Cuando la convierten en priora y fundadora en Francia y Flandes... su afán de servicio no tendrán límites... será luz y consuelo de los que acudan a ellas, sean pobres viudas o parturientas necesitadas, sean soldados o grandes jefes militares, sean simples sacerdotes, frailes y monjas o altas dignidades eclesiásticas, sean príncipes o gobernantes... Eso sí, siempre como quien no hace nada, con una sencillez cautivadora".

Conviene advertir que en las páginas 133-186 se publica la "Novena con textos de la beata Ana de S. Bartolomé".

 

© Asociación Amigos de Ana de San Bartolomé