Asociación de amigos de Ana de San Bartolomé width=

IN MEMORIAM

P. Gratiniano OCD

P. Gratiniano OCD

 

IN MEMORIAM
P. Gratiniano, OCD

Una semana después de realizar la entrañable presentación del nuevo libro de Ana de San Bartolomé, el padre Gratiniano murió al ser atropellado mientras cruzaba la calle que le separaba del Carmelo de Santa Teresa, en la Plaza de España, del que era prior.

La triste noticia conmovió profundamente a todo el Carmelo y a cuantos le conocíamos. El padre Gratiniano fue un destacado carmelita. Había sido prior del convento de La Santa, ubicado en la casa natal de Santa Teresa, en Ávila, y entonces bromeaba con el doble sentido de las palabras “prior de La Santa” como todos le llamaban. También fue Provincial de Castilla, desde cuyo cargo apoyó enormemente a la Asociación Amigos de Ana de San Bartolomé. Pero, sobre todos sus cargos al servicio de su Orden, fue seguidor y amante de sus santos padres Teresa de Jesús y Juan de la Cruz; y para nuestra suerte, gran promotor de la veneración a nuestra querida Beata, como lo demostró en infinidad de ocasiones -la última tan sólo unos días antes de sus muerte-.

El acto de presentación de libro Ana de San Bartolomé. La compañera inseparable de Santa Teresa, editado por Edibesa, que tuvo lugar en el Salón de Actos del Carmelo de Plaza de España el 16 de abril fue el último acto público de este gran carmelita que apoyó con el alma y el corazón la andadura de nuestra Asociación.

Sus palabras de cariño y devoción a la Beata quedan en el recuerdo de todos los que escuchamos su entrañable presentación. Ojalá que Ana de San Bartolomé le estuviese esperando para sostenerlo en sus brazos tal cual aludió él al referirse a la muerte de la Santa: “Murió en sus brazos en Alba de Tormes, cuando “el almendro floreció” y la Madre la sonrió”.

Que Dios le bendiga.

© Asociación Amigos de Ana de San Bartolomé